SE ANIDAN UN MONTÓN DE GÉRMENES, CREAN ALERGIAS Y MANCHAS SOBRE LAS PAREDES: AQUÍ COMO LIMPIARLOS

image

Durante la temporada de buen tiempo, la limpieza de los radiadores puede ser considerada principalmente una cuestión estética: no están encendidos y solo hace falta quitarles el polvo superficial a la parte anterior y superior para voliver a tener la casa limpia. El problema de pone en cambio en invierno: los radiadores son constituidos por elementos ricos en intersticios en que se anidan telarañas, polvo y suciedad. Cuando encendemos la calefacción, el aire caliente alrededor de los radiadores inicia enseguida a subir hacia arriba y crea una fuerte corriente que lleva consigo toda la suciedad que se ha acumulado en los espacios entre los elementos de los radiadores.

De este modo tenemos dos inconvenientes: el polvo y el sucio vuelan literalmente por casa, yendo a depositarse en cualquier sitio logren llegar, arrastrados por las corrientes de aire. En segundo lugar, la suciedad se pega a la pared, en la parte de arriba del radiador, creando halos oscuros que dan enseguida una impresión de suciedad y descuido. Estos halos son muy difíciles de remover: se trata de suciedad tenaz que esfuma del negro a lo gris, y probando a lavarlo se perjudica irremediablemente la pintura de las paredes. Por esto es bueno limpiar esmeradamente los radiadores, al menos antes de iniciar a encenderlos por la estación fría. Aquí los 5 pasos a seguir por una correcta y fácil limpieza de los radiadores. CUBRIMOS EN LAS PRÓXIMAS PÁGINAS LOS 5 PASOS DE SEGUIR PARA LIMPIARLOS>>

Página 1 de 4
Loading...