¿QUÉ PASA A NUESTRO CUERPO 4 HORAS DESPUÉS DE COMER UNA PUÑO DE NUECES?

N1

Que las nueces sean, al igual que todos los frutos secos, beneficiosas para nuestro cuerpo no es nada nuevo. Lo que es sorprendente, sin embargo, es descubrir que sus efectos positivos en nuestro cuerpo se pueden ver después de tan sólo cuatro horas de haberlas tomado. Las nueces contienen grasas poliinsaturadas y mono insaturadas, ideales para la salud (a diferencia de las grasas saturadas, que pueden causar daños en el sistema circulatorio): si se consumen en dosis normales, sin exagerar, nos permiten decir adiós a las grasas malas que se esconden en el cuerpo. Una ventaja de no poca importancia, que se traduce en una mejora del sistema circulatorio y de los niveles de colesterol.

En nuestro cuerpo, ya después de 4 horas del consumo de unas pocas nueces, los niveles de colesterol mejoran significativamente, la flexibilidad de los vasos sanguíneos garantiza un flujo óptimo de la sangre y se consigue un efecto termogénico en virtud del cual la grasa acumulada se elimina. En resumen, las nueces son aliadas indispensables para la salud del corazón y, además, tienen una serie de propiedades curativas: cuando se decide comerlas como aperitivo o al final de las comidas, se puede dejar a un lado cualquier sentimiento de culpa y, de hecho, tomar consciencia del hecho que estamos haciendo bien a nuestro cuerpo. EL ARTÍCULO CONTINUA >>>

Página 1 de 3
Loading...