LOS COCHES DEPORTIVOS MÁS LETALES

fiat-uno-turbo

Ponerse al volante de un coche deportivo nos hace experimentar emociones que no se pueden comparar con otras experiencias: cualquier amante de la velocidad no puede no desear un coche así. Por supuesto, el peligro siempre está siempre al acecho, porque cuando la potencia aumenta, es esencial tener bajo control cada detalle: pero el encanto de un coche deportivo es exactamente eso. Aquí, pues, los más letales.

Haciendo una lista imaginaria de los primeros cinco, el quinto sería la segunda serie del Fiat Uno Turbo, con su personalidad rebelde que era una mezcla de miedo y excitación. Bajo el capó, un motor de 1.372 cc de 4 cilindros, con una potencia máxima de 118 CV, con transmisión manual de cinco velocidades – el tipo de cambio era el mismo que el Ritmo 105 TC – El rendimiento en carretera era extraordinario, ya que el pico máximo de velocidad estaba más allá de 205 kilómetros por hora. Pesaba 845 kilos, tenía frenos de disco delanteros ventilados y fue letal sobre todos gracias a – o tal vez debería decir porque – sus neumáticos de tamaño reducido. También porque el subviraje de potencia y el sobreviraje estaban siempre al acecho.

Página 1 de 5
Loading...