COMO LAVAR EN CASA CHAQUETAS, ABRIGOS Y CAZADORAS

Ya ha llegado el tiempo de dejar atrás el invierno y, con él, los jerseyes de lana, los abrigos y los edredones. Con la llegada de los primeros días de sol por fin podemos estrenar chaquetas ligeras y camisetas de algodón, disfrutando del primer agradable calor de la temporada. Es el momento, por lo tanto, de reemplazar la ropa de invierno y los abrigos que serán cálidos, pero también incómodos. Sin hablar de bufandas, guantes y sombreros, nuestros fieles compañeros durante los días de frío. La primavera es un buen momento para hacer orden en el armario y en los cajones, dejando espacio para la primavera y guardar la ropa de invierno en una rincón. Pero antes de reponerlos en una esquina del armario para ser utilizado el próximo invierno es necesario sin duda lavar las chaquetas, las cazadoras y los abrigos: de esta manera, cuando llegue el próximo frío, tendremos nuestros abrigos listos para ser utilizados.

Pero si no tenemos problemas para lavar la ropa de algodón, lana y otros tejidos, cuando se trata de lavar chaquetas y abrigos no siempre intentamos lavarlos en casa. Tal vez por temor que podrían arruinarse o quizás por pereza, en la mayoría de los casos se prefiere llevarlos a la tintorería, y luego recogerlos ya listos para ser colgados en el armario, aún mejor si envueltos en el celofán para protegerlos del polvo. Aunque esta es la solución más cómoda, es cierto que lavar la ropa de toda la familia podría resultar un gran gasto, más aún cuando se trata de limpiar los abrigos y todos los edredones de toda la familia. Entonces ¿Cómo podemos evitar de gastar una fortuna en la limpieza en seco y ser capaces de lavar en casa abrigos y edredones? Siguiendo algunos consejos útiles para evitar arruinarlos, y mantenerlos en perfectas condiciones, incluso para la próxima temporada de invierno. Antes de pasar al lavado, sin embargo, tenemos que comprobar todos los bolsillos: podríamos encontrarnos monedas, billetes y muchas más cosas. Vamos a ver como lavar chaquetas, abrigos y cazadoras.

1- Abrigos de plumas

La forma más fácil de lavar un abrigo con plumas es ponerlo en la lavadora con un lavado suave a 30 grados y usar un detergente de polvo suave. Al final del primer enjuague se recomienda ejecutar otro para eliminar todos los restos de jabón y luego iniciar un centrifugado suave. Un pequeño consejo: durante la centrifuga, poner tres pelotas de tenis en la cesta: de esta manera se evita que las plumas se amontonen. Colocar el abrigo cerca de una fuente de calor, después de haberlo sacudido bien para permitir que las plumas se desprenden más fácilmente.

2- Cazadoras de cuero

Las prendas de cuero no deben ser colocadas en la lavadora, sino simplemente limpiadas con una esponja y un poco de jabón. Si se trata de gamuza, utilizar sólo una esponja húmeda. No dejar las prendas de cuero cerca de fuentes de calor, ya que podrían dañarse.

3- Abrigos

Antes de lavar el abrigo leer la etiqueta y asegurarse de que no ponga “limpieza en seco”. Si no lo pone, se puede lavar el abrigo en la lavadora con un lavado muy suave, o incluso mejor a mano. En este caso poner el abrigo en remojo con agua fría y jabón líquido suave, dejándolo allí durante diez minutos. Luego lavar suavemente, enjuagar y poner el abrigo colgando de una percha, así que se “planche” durante el secado.

Si el abrigo requiere la limpieza en seco, pero no queremos llevarlo a una tintorería, crear una mezcla de agua y vinagre blanco en cantidades iguales y espolvorear uniformemente sobre el abrigo. De esta manera se habrá limpiado y desinfectado el abrigo sin utilizar agua o jabón.

Página 1 de 1
Loading...