LAS OLAS HELADAD EN ESTADOS UNIDOS

Los Estados Unidos no sólo son California y Florida: a lado de las soleadas playas de Los Ángeles y Miami, de hecho, hay otros paisajes naturales igualmente espectaculares. Sólo tienes que ir a Nueva Inglaterra, en la costa con vista al Atlántico: los inviernos aquí son bastante rígidos, con el termómetro de mercurio que a menudo se aproxima a cero. Puede pasar, así, que las olas del océano se congelen, dando vida al fenómeno de las ondas heladas: un evento casi increíble, con olas que superan un metro de altura y chocan en el agua. Estas imágenes fueron capturadas por Jonathan Nimerforh, un fotógrafo con la pasión por el surf (o tal vez una persona que practica surf con una pasión por la fotografía), que a pesar del frío del mes de febrero, decidió viajar a la costa para hacer un video con su smartphone, y capturar las olas heladas. Un fenómeno natural muy raro, con olas que parecen moverse a cámara lenta. Pero ¿cuál es la causa de este episodio? El agua, como se sabe, por lo general se congela a una temperatura de cero grados; no es así, sin embargo, para el agua de mar, y de los océanos, que no es “pura”, sino que lleva sal: precisamente la presencia de la sal hace que la temperatura de congelación del agua disminuya y corresponda a dos grados bajo cero .

La explicación científica debe ser identificada en el hecho de que las moléculas de sal se dividen: se crean iones que van a interferir e influir en el crecimiento de los cristales de hielo. Precisamente por esta razón, se congelan primero extensiones muy tranquilas y muy frías del mar. Por otra parte, cuando Jonathan volvió en el mismo lugar, unos pocos días después de grabar el vídeo, encontró una temperatura aún más baja que la primera vez.

Una homogénea extensión de hielo había cubierto todo el mar y las olas habían literalmente desaparecido: el paisaje era completamente inmóvil. Alguien podría preguntarse, pues, si las olas de hielo se puede surfear o no. Más allá del hecho de que su altura es muy limitada, siendo entre 60 y 90 centímetros, básicamente, no se puede practicare el surf en olas de este tipo, ya que – como explicó el mismo Nimerforh a los que se lo preguntaron – el hielo no tiene la misma densidad que el agua y por lo tanto, para un surfer resulta imposible o casi flotar. Para no hablar del hecho de que en las ondas de hielo existe el riesgo de que fragmentos más o menos grandes de hielo se rompan y afecten a las personas.

El fenómeno de los océanos congelados tiene mucho en común con la tendencia a poner la sal en las carreteras: este producto, de hecho, tiene la capacidad de hacer más bajo el punto de congelación del agua. Las moléculas de sal, como se ha mencionado, en contacto con el agua se dividen en iones: estos iones, a su vez, se unen a las moléculas de agua electrostáticamente. Cuando la temperatura está por debajo de cero grados, en el agua se forman cristales de hielo, aunque su formación se ve obstaculizada por la presencia de iones. Es así que se baja el punto de congelación del líquido.

Cabe mencionar que el fenómeno de las olas heladas es esporádica, pero no es tan rara como uno podría llegar a pensar. Por ejemplo, una famosa estudiosa de la Universidad de Alaska, Erin Pettit, dijo que nunca había visto en el curso de su existencia olas heladas como las del vídeo de Jonathan. En resumen, la comunidad científica es capaz de explicar el fenómeno, aunque sorprendida, al menos en parte. Por lo general, de hecho, no son las ondas que se hielan, ya que no es el hielo que retiene las olas, sino que el hielo en sí se rompe por las olas. En España, sin embargo, nunca tendremos la oportunidad de ver estos episodios en vivo, porque – por supuesto – las temperaturas son demasiado altas.

Página 1 de 1
Loading...