CUENTAKILÓMETROS: MUCHOS HAN SIDO ALTERADOS.. DESCUBRE COMO AVERIGUARLO:

La de reducir el número de kilómetros recorridos, en los coches que se venden de segunda mano, es una práctica bien conocida y extendida. De hecho, cuando se decide vender el proprio coche, se va a un mecánico capaz de hacer retroceder el cuentakilómetros, para dar la impresión de que el coche ha sido utilizado menos que en la realidad. Es una verdadera estafa, ya que el precio de un coche de segunda mano, también crece en relación al número de kilómetros recorridos, y si se baja el número de miles y miles de kilómetros, como por encanto, el coche tendrá un aspecto mucho más joven. Algunos llegan a bajar incluso más de 50.000 quilómetros, y eso determina el aumento en el precio del coche de unos miles de euros, también en función del modelo, del fabricante y del año.

Es algo que puede pasar sea en la compra/venta entre particulares, que en la compra de un coche de segunda mano en un concesionario de coches. Es un método que se utiliza a menudo también por las agencias que alquilan coches, cuando se decide poner un coche a la venta y, de hecho, incluso los clientes de las agencias de alquiler de vehículos recurren a este “truco” antes de devolver el coche, para pagar menos el kilometraje. Entonces, ¿cómo averiguar si el odómetro ha sido manipulado? ¿Hay una manera de descubrir esta estafa, hecha en el 40% de los casos de venta de coches de segunda mano? ¡Claro que sí! Continúa a página 2.

Página 1 de 4
Loading...