¿CÓMO BLANQUEAN LOS DIENTES EN TÍBET?

Si necesitas blanquear tus dientes y hacer que vuelvan a su antigua gloria, quitando las manchas amarillas y negras que han surgido con el tiempo por culpa de café, humo y por el simple paso del tiempo, se puede recurrir a un método tibetano tan sorprendente como eficaz. No todos se han dado cuenta, pero los monjes tibetanos, incluso en la vejez, pueden contar con dientes fuertes y sanos, pero sobre todo blancos: lo cual es bastante extraño, sobre todo teniendo en cuenta que en las zonas montañosas de esta porción de Asia no se encuentran muchos dentistas, e incluso comprar una pasta de dientes no es precisamente la tarea más fácil del mundo. Y entonces, ¿Cómo hacen los monjes tibetanos a tener siempre dientes perfectos? La razón de este supuesto milagro debe buscarse en la forma en la que los monjes se cepillan los dientes y también en la dieta que siguen.


Sí, porque lo que comemos tiene una influencia decisiva sobre la salud de los molares e incisivos: en particular, un estilo de alimentación que se caracteriza por una fuerte presencia de productos lácteos, harina y azúcar tiene el efecto de poner en peligro la
salud de los dientes y dañarlos, ya que los demineraliza. Por el contrario, una mejor calidad de los dientes puede ser el resultado de una comida más cerca a la naturaleza y más tradicional: sin duda los aborígenes de América Latina y Oceanía no necesitan puentes o prótesis dentales. Si estás acostumbrado a comer bien, es decir, evitar los productos lácteos, harina y azúcar, no necesitas cepillarte los dientes después de cada comida: de hecho, su pH no es ácido, pero sigue siendo alcalino: CONTINÚA A PÁGINA 2 >>

Página 1 de 3
Loading...