7 TRUCOS PARA RENOVAR LA MADERA

Renovar la madera no es sólo una simple actividad de bricolaje, pero también es un proceso que requiere atención al detalle. Si no se está atentos, y el trabajo no está hecho a la perfección, entonces es probable que se tenga un trabajo que sin duda no será el más elegante, por no decir malo.

Los objetos de madera que utilizamos mucho, tales como las sillas, que tienden a decolorarse o a envejecer más rápido, porque entran en contacto con las manos sucias de los niños o ropa que pueda mancharlos. Mientras que para los objetos externos, tales como ventanas o revisiones, mayor será el daño que genera la exposición a los elementos, la lluvia, el sol, la humedad, son todos agentes negativos para nuestras construcciones de madera, así como los efectos del tiempo.

Sin embargo, a través de los 7 trucos que vamos a enumerar a continuación, se podrá renovar la madera de una manera muy simple y mantener durante mucho tiempo las superficies bien cuidadas, tanto dentro como fuera del hogar. ¿Que se necesita para obtener un buen resultado?

En primer lugar paciencia y dedicación para lo que se está haciendo. Ningún trabajo se hace bien si tenemos prisa. Además, se debe elegir los materiales adecuados:

  • Seleccionar cuidadosamente el peso de papel de lija;
  • Optar por una pintura de primera calidad, recuerde: los que gastan más gastan menos;
  • Elegir el color adecuado de acabado de pintura a aplicar (no se puede pasar de un color nuez a un color cereza);
  • Elegir bien los cepillos que deben ser de buena calidad, de lo contrario dejará huellas durante la pintura. Si la pintura que compramos permite, también se puede optar por el cepillo de goma.

Estas son sólo algunas de las precauciones que se pueden tomar para tener superficies de madera impecables. Por otra parte, si el trabajo se hace bien, el mantenimiento que requiere el objeto es menor en los años siguientes. Un mal trabajo tendrá que ser repetido en el tiempo.

IMG_2105

Página 1 de 8
Loading...